Guinguinbali.com

El día que se cumplía un año de la creación del campamento de Gdeim Izik, este lunes 10 de octubre, la violencia volvió a la ciudad de El Aaiún. Una manifestación para conmemorar el primer aniversario de lo que muchos saharauis consideran como el germen de la primavera árabe acabó con varios leves. Un año después, veinte jóvenes siguen en la cárcel por aquellos hechos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La manifestación se celebró a partir de las 10.00 horas en la Avenida de Smara en recuerdo a la creación del Campamento de la Dignidad. Según testigos presenciales, la intervención por parte del Ejército marroquí y las fuerzas auxiliares ha sido brutal, la mayoría de los manifestantes huyeron hacia la calle de Mezuar, las fuerzas de seguridad les persiguieron desde cerca hasta alcanzar a muchos de ellos, en ese momento se produjeron fuertes enfrentamientos entre ambas partes.

Entre las personas golpeadas se encuentra la defensora de los Derechos Humanos Sultana Jaya, que ha sido golpeada en el ojo que le queda sano tras haber perdido el otro a causa de las torturas de la policía marroquí hace años. Jaya es una activista que ha sido premiada en reiteradas ocasiones en el exterior por su defensa de los derechos de los saharauis y su lucha por la libertad.

La carga policial y las escaramuzas con los manifestantes duraron hasta las 12.00 horas del mediodía, cuando las fuerzas de policía y ejército consiguieron entrar a la zona donde se encontraban agrupados los saharauis, golpeando indiscriminadamente y con gran violencia a todas personas que encontraban a su paso.

Por otra parte hay que recordar que un año después de la creación del campamento de Gdeim Izik y de su brutal desmantelamiento fueron detenidos unos 200 jóvenes acusados de haber estado detrás de la organización de aquel mar de jaimas. Con el paso de los meses fueron siendo liberados la mayoría, pero 23 de ellos permanecen aún en la cárcel de Salé, cerca de Rabat, a la espera de juicio y en condiciones “penosas”, según los defensores de Derechos Humanos.

 

Anuncios