El joven saharaui ingresó anoche en el Hospital de Rabouni tras 26 días en huelga de hambre. Las autoridades de Marruecos le impiden visitar a sus padres y hermanos que viven en El Aaiún ocupado.

Rabuni, Argelia, 2 de abril de 2011. Mohamed Halab permanece ingresado en el Hospital Nacional de Rabouni (campamentos de refugiados saharauis, al suroeste de Argelia) en estado crítico de salud. Después de 26 días de huelga de hambre en la base de ACNUR, el joven saharaui lleva 24 horas en observación. Las enfermeras y médicos del centro cuidan de su salud, mientras se le suministran dosis de glucosa.

El pasado lunes 28 de marzo empezaron los vómitos y su nivel de azúcar descendió a 50 (lo normal en su edad es entre 90 y 100), ante tal situación los médicos vieron necesario su traslado al centro médico de manera urgente. En el caso de no haber acudido al hospital, su vida hubiera corrido grave peligro, llegando incluso al estado de coma hipoglucémico.

Mohamed Halab, de 24 años, inició el pasado 7 de marzo la ayuna voluntaria tras recibir la negativa marroquí de beneficiarse del Programa de Medidas de Confianza (CBM, por sus siglas en inglés) avalado por ACNUR. La decisión de emprender esta acción vino dada por la arbitrariedad de excluirle del programa de visitas familiares. Ésta era la segunda vez que Mohamed Halab intentaba visitar a sus padres, sus tres hermanos y una hermana que residen en El Aaiún ocupado.

Programa de Medidas de Confianza
El programa que realiza el Alto Comisionado de Naciones Unidas desde el año 2004, tiene como fin el reencuentro de familias separadas por el llamado Muro de la Vergüenza de 2.500km. Dicha construcción, finalizada en 1986, separa el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, de los Territorios Liberados y los campamentos de refugiados ubicados en territorio argelino.

Mohamed Halab
Nacido en la ciudad de El Aaiún en 1986, Mohamed Halab se vio obligado a abandonar el territorio ocupado tras las detenciones y persecución del gobierno marroquí por participar en manifestaciones pacíficas. Desde el primer momento, Mohamed ha luchado siempre por el cumplimiento de los derechos humanos y la autodeterminación del pueblo saharaui.. En 2003 cruzó el muro para residir en los campamentos de refugiados, donde ha permanecido hasta el día de hoy. Entre 2005 y 2009 se instaló en Libia para formarse profesionalmente en Ciencias Políticas. A su regreso, entra a formar parte del Consejo de AFRAPREDESA (Asociación de Familares de Presos y Desparecidos Saharauis), y en junio de 2010 es elegido como Responsable de Comunicación de la organización, cargo que ha desempañado eficazmente, incluso habiendo iniciado la huelga de hambre.

Anuncios