Alumnos del I.E.S. José Zerpa de Vecindario./

Montse de León Acuña /Triangulo digital.es

Cuando se recibe un premio por un buen proyecto, se da por hecho de que dicho proyecto continuará dando alegrías. En el caso del IES José Zerpa de Vecindario, esto no es así. Han recibido el premio a la mejor actuación en interculturalidad por parte de la Consejería del Educación del Gobierno de Canarias pero es la propia institución la que dentro de sus recortes en educación, suspende la continuación de este proyecto.

Las palabras de la consejera de Educación, Milagros Luis Brito, cuando entregó el premio a unos alumnos y profesores ilusionados y orgullosos de un intachable trabajo fueron: “Este centro es distinguido como el más innovador y adaptado a su realidad multicultural”. Pero el proyecto ya forma parte del pasado.

El IES José Zerpa cuenta con casi un millar de alumnos y sesenta de ellos se convirtieron por voluntad propia el curso pasado en embajadores que recibían a los alumnos extranjeros con pautas para que su integración fuese lo más fácil posible. Quedaban con ellos por las tardes para que conociesen a los alumnos, se interesaban por el país del que venían etc. La recompensa de tan original iniciativa ha sido 2500 euros que la consejería entregó al centro. Premio que los profesores y alumnos recogieron entre el agradecimiento y la pena ya que el proyecto no continuará debido a la falta de recursos humanos, una decisión que concierne a todos los centros pero que la pasada mañana del 15 de febrero cobraba especial protagonismo en los rostros de los alumnos del IES José Zerpa.

Momento en el que la consejera de Educación, Milagros Luis Brito concede el premio por el proyecto que no continuará impartiéndose en el centro./

Verena Rodríguez Pérez, profesora de matemáticas del centro y coordinadora de este proyecto intercultural no puede evitar sentir pena por no continuar con algo que considera fundamental para la integración y la educación en general. “Es una pena no contar con el proyecto, ahora tendremos solo el apoyo del Ayuntamiento de Santa Lucía, gracias a eso podremos trabajar algo”, comenta.

 

“LO DURO DE SER EL NUEVO Y EXTRANJERO”

Tania Valentín Díaz de 14 años, es el ejemplo de que el proyecto funcionaba, y muy bien. Alumna del centro, decidió ser embajadora porque “quería facilitar la integración a los alumnos que venían de fuera. Sé lo duro que es ser el nuevo y encima extranjero así que decidí hacer algo”.

Cuando Carlos Alberto (Cuba) y Luisa (Colombia) llegaron al IES José Zerpa se encontraron con la cara dulce de Tania que les brindó seguridad y amistad sin pedirlo. “Llegaron bastante perdidos”, dice Tania, “pero comenzamos a quedar con la pandilla del centro, los presenté, les mostré el instituto, les enseñé nuestras costumbres y se adaptaron muy bien”.

EL MOMENTO DE ENTREGAR EL PREMIO.-

El acto de entrega contó con la presencia del alcalde de Santa Lucía, Silverio Matos, la consejera de Educación, Milagros Luis Brito, la directora general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, Victoria González, así como directivos, profesores, alumnos y alumnas del propio centro y del resto de los premiados con áccesits. El IES José Zerpa recibirá por este reconocimiento 2.500 euros para desarrollar nuevas iniciativas de índole intercultural.

Silverio Matos, alcalde de Santa Lucía, destaca la implicación de estos alumnos y alumnas, “que son un gran ejemplo para todos y que demuestran que contamos con una población juvenil concienciada y solidaria con los más necesitados, valores que nos hacen estar orgullosos de estos jóvenes, que son el futuro de Santa Lucía”.

La vicedirectora del IES José Zerpa, Paqui Vega, afirma que “es un reconocimiento a todo ese esfuerzo que realiza durante todo el año ese alumnado voluntario, y al trabajo por la interculturalidad en nuestro centro”.

Paqui Vega explica que “nosotros trabajamos la educación intercultural desde hace varios años, y es una labor que está consolidada entre los alumnos y alumnas del centro. Cuando la gente llega al IES José Zerpa, tanto los jóvenes como sus familias saben que hay un grupo de solidaridad trabajando y que te puedes apuntar y participar de las diferentes acciones solidarias que desarrollamos”.

Entre estas actuaciones que lleva a cabo el centro en materia de interculturalidad destacan los alumnos embajadores, que reciben a los alumnos extranjeros para acompañarlos en su integración y enseñarles el  funcionamiento del centro; las diferentes campañas de apoyo a países castigados por la tragedia y el hambre, como Haití y Mozambique, la tienda solidaria en colaboración del establecimiento de comercio justo Manshira, así como las diferentes campañas de sensibilización y recogida de alimentos y otros materiales que posteriormente hacen llegar a países necesitados.

Anuncios