El niño saharaui fallecido por disparos de agentes marroquíes fue sepultado el lunes sin ser entregado a la familia

Luis de vega / corresponsal en rabat
Día 26/10/2010 – 18.06h
Nayen Elgarhi, el niño saharaui de 14 años muerto en El Aaiún por disparos de agentes marroquíes el domingo, fue enterrado en la noche del lunes sin haber sido entregado a la familia, según denuncian el Frente Polisario y distintas fuentes de asociaciones de derechos humanos en la ex colonia. Todo apunta a que de esta manera Marruecos ha querido evitar manifestaciones o altercados.

Nayen Elgarhi

«Fue enterrado anoche en El Aaiún en presencia de tres familiares, miembros de su tribu, entre los que se encontraban su padre y un tío», reconoce a ABC una fuente próxima a las autoridades marroquíes en el Sahara. «Está enterrado junto a Hamdi Lembarki», el joven muerto hace cinco años tras ser golpeado por agentes marroquíes durante una manifestación el El Aaiún, añade la misma fuente.
«El padre y un primo fueron llamados anoche por las autoridades marroquíes» para ir a dar sepultura al niño, explica a este corresponsal un dirigente de la Asociación Marroquí de Violaciones Graves de Derechos Humanos Cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH). Todo ocurrió «sin la madre, sin los hermanos, sin las hermanas… La familia no fue informada hasta después» y por eso «van a recurrir ante los tribunales por la vía civil y la militar».
«El padre fue conducido durante unas horas fuera de su domicilio para ser informado de que su hijo había sido enterrado», denuncia por su parte en un comunicado el Ministerio de los Territorios Ocupados del Frente Polisario. «Al llegar a su casa en estado de shock, relató aterrorizado a su familia que ya era imposible ver el cuerpo de su hijo».
Sin confirmación de Rabat
«Llegó a casa temblando y dijo: “Lo hemos enterrado”. Inmediatamente empezaron las escenas de dolor», explica un miembro del Frente Polisario a este corresponsal. En el entierro «sólo había tres saharauis: el padre y dos conocidos suyos. El resto eran funcionarios marroquíes».
«Marruecos –añade el texto del Polisario- quiere evitar a sí un entierro multitudinario» u «otras manifestaciones de protesta».
Hasta el momento no hay confirmación oficial por parte de las autoridades de Rabat de que el menor haya sido enterrado.
Elgarhi murió sobre las siete de la tarde del domingo a por disparos de policías marroquíes cuando trataba de acceder al campamento a las afueras de El Aaiún, donde miles de saharauis protestan ante el Gobierno de Rabat para exigir mejores condiciones de vivienda, de trabajo y el reparto de las ganancias de los recursos naturales que se explotan en el territorio.
Anuncios