Te convocamos a la CONCENTRACION  que tendrá lugar el próximo VIERNES 22 DE octubre de 2010  A LAS 18:30 H.  
 ante el  Consulado marroquí (C/ Pelayo, nº 14)
EN PROTESTA POR LOS ACONTECIMIENTOS QUE SE ESTAN PRODUCIENDO EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS DEL SAHARA OCCIDENTAL.

CAMPAMENTO DE PROTESTA – Martes, 19 OCTUBRE 2010


La situación humanitaria en el campamento levantado a las afueras de El Aaiun, a escasos 18 kilómetros de la ciudad, es insostenible. El comité saharaui que se encarga de la distribución de alimentos y agua, creado de forma casi espontánea debido a las circunstancias, se está encontrando con un grave problema humano: la falta de todo lo necesario e imprescindible para la vida humana. Los pozos se están secando y el agua no es del todo potable, por lo que es probable que crezca el número de enfermos, sobre todo entre la población infantil y anciana. Conseguir leche para los bebés es casi imposible y las madres mal alimentadas no tienen forma de amamantarlos. “

Los sobornos funcionan a veces con algún conductor marroquí que, por una cantidad de dinero, se compromete a trasladar algunos bidones de agua. Tres camiones han entrado hoy. Mañana no se sabe lo que pasará, y tampoco esta noche, porque el agua no es suficiente para cubrir las necesidades de una población de más de 15000 personas que sigue en aumento.

A pesar del cerco implantado por la policía y el ejército marroquí, que ha requisado unos 45 coches de saharauis que pretendían entrar al campamento, para aquellos que aún conservan su vehículo resulta imposible hasta repostar combustible, ya que en cada gasolinera hay centinelas apostados para impedirlo.

Durante la noche de ayer, no paró de llover. Las mantas, melhfas y débiles materiales utilizados como cobijo, han caído enseguida. Algunas jaimas no aguantaron toda la noche y se está intentando realojar a todas las personas que no tienen ya donde cubrirse. Durante el día de hoy la lluvia ha ido desapareciendo a ratos dando pequeñas treguas que se aprovechan para levantar un nuevo cobijo.

Todos trabajan por la seguridad de los habitantes del campamento. Algunos se dedican a la vigilancia, mientras otros distribuyen los pocos víveres de los que disponen, a pesar de lo angustioso que supone tener que hacer una larga cola para recibir un poco de agua. Un comité se encarga de la información y todo el mundo ayuda.

El primer campamento surgió de un grupo de saharauis que decidió protestar por la falta de trabajo, de viviendas dignas, de sanidad y de oportunidades para los jóvenes licenciados. Saber que su tierra es rica en minerales, pesca y otros recursos naturales y tener que vivir en la miseria porque el gobierno marroquí ofrece trabajo a los colonos, incluso recién llegados de distintas ciudades de Marruecos, mientras a la población saharaui se les niega el derecho a todo en su propia tierra, originó un gran descontento, que no es nuevo, y que provocó la protesta de muchos saharauis que nunca han visto cumplir una sola de las promesas del gobierno marroquí. Pero luego se unieron otros para apoyar las demandas de los primeros, y luego otros hartos de ver como cada día se violan sus derechos y se martiriza a la población saharaui y luego muchos más, exigiendo que Marruecos se marche y les deje vivir en paz y ahora todos, reivindicando la libertad.

“No hay banderas, ojalá pudiéramos, nuestra bandera saharaui, pero sabemos que si lo hacemos nos van a machacar, no podemos permitir que tantos saharauis mueran aplastados por el ejército marroquí, pero tampoco permitimos que ellos entren a poner las suyas, queda claro lo que somos y lo que pedimos, queremos un Sáhara libre”


“Las condiciones en el campamento son muy difíciles, es un trabajo diario lograr agua, pero la gente se siente más libre aquí que en sus casas de la ciudad, nosotros nos protegemos a nosotros mismos y no hay robos, ni peleas, estamos en una situación dramática por la falta de alimentos, agua y medicinas, pero nuestra conciencia está clara y sabemos el motivo por el que hemos venido y hemos decidido pasar por esto. De aquí no nos vamos a mover, a pesar de que miramos a los policías y sabemos que en cualquier momento reciben la orden de atacarnos”. Así describe un miembro del Comité organizador el sentimiento que se respira entre los miles de saharauis desplazados.

 
INFORMA: OFICINA DEL MINISTERIO DE TERRITORIOS OCUPADOS Y COMITÉ ORGANIZADOR DEL CAMPAMENTO DE PROTESTA

 
*Fuente: Salka Embarek
 
———————–

AGDAYM IZIK
 
Hay sucesos históricos que al principio, en su presente cotidiano, parecían no ser más que detalles anecdóticos, pero inmediatamente, semanas, meses, o años después, se ha comprobado que han sido el detonante de una dinámica imparable que finalmente ha desembocado en grandes acontecimientos. Mencionaré algunos casos, aunque hay numerosos ejemplos: la “revuelta” del té que ocurrió en el año 1773 en Estados Unidos, la inmensa mayoría de los habitantes de las 13 colonias se rebelaron contra los abusivos impuestos, que les obligaba a pagar el imperio británico. Ese suceso desencadenó la revolución americana de 1776. Lo mismo ocurrió en Sarajevo en 1914, con el asesinato a balazos del heredero del trono austriaco. Ese crimen fue el pretexto para iniciar la Primera Guerra Mundial.
 
También existen muchos otros ejemplos que han logrado sus fines aparentemente sin utilizar la violencia. Sí, grandes logros, gracias a la No Violencia Activa o Resistencia No Violenta. La que consagró a Gandhi en su lucha contra el Imperio Británico. Estos son algunos ejemplos recogidos de algunos portales en la Red : 
 
Finlandia, 1905: Los Finlandeses consiguieron una relativa independencia de la Rusia Zarista , después de una huelga general y de acciones no-violentas y de no-colaboración.
India y Pakistán: En 1940 se inicia la fase final de la gran acción y campaña de Gandhi en la India. Con una clara, inteligente y organizada estrategia de lucha no-violenta, pone en jaque a uno de los grandes imperios de la época y consigue la liberación de la India y Pakistán.
El Salvador: En 1944 se dio un hecho poco conocido, el dictador Martínez fue obligado a dimitir y a huir al extranjero por medio de una acción organizada totalmente mediante la metodología de la No-Violencia Activa. Un hecho extraordinario que no se volvería a repetir en dicha nación.
EE. UU.: En 1955, el reverendo Martín Luther King inicia la campaña contra el segregacionismo racial por medio de la no violencia activa, llamando a boicots y otras acciones de no violencia activa, obteniendo resultados concretos en beneficio de la población afroamericana de ese país. Posteriormente se uniría al movimiento pacifista contra la guerra de Vietnam, hasta su asesinato.
 
Estos ejemplos nos advierten claramente, que de manera pasiva, actuando como meros espectadores, o mendigando una solución justa a los Organismos Internacionales, nuestro pueblo no va a lograr la autodeterminación y la independencia. Nuestra independencia no va a llegar si no nos juntamos todos los saharauis en aras de ese objetivo común. 
 
Este es nuestro momento, la iniciativa que han tomado nuestros compatriotas en los Territorios Ocupados de montar un campamento a las afueras de El Aaiún Ocupado ya no tiene vuelta atrás. Aunque muchos de ellos proclaman  que no es más que una reivindicación de sus derechos sociales, como el acceso al trabajo y a una vivienda digna. Todos sabemos que el trasfondo de la protesta es un grito contra la ocupación. Un grito en forma de desafío: “aquí estamos, con nuestras jaimas, dispuestos a todo”. Y dispuestos a todo debemos estar todos los saharauis.  A ayudarles en todos los sentidos. Y a luchar por nuestra causa donde quiera que estemos.
 
De la dinámica de las manifestaciones, se está pasando a un nuevo nivel de acción mucho más simbólico, mucho más contundente.  Más de 10 mil saharauis unidos por una causa común desafiando el ejército marroquí y sus aparatos de vigilancia, escucha y tortura. Ese es el espíritu de la resistencia no violenta. No violenta, pero activa que nos llevará (seguro que con muchas dificultades), a lograr nuestra ansiada libertad: la independencia del Sahara Occidental.
 
Limam Boisha, periodista y escritor saharaui
 

Poemario por un Sahara Libre

Anuncios