Foto noticia

Hace apenas un mes celebrábamos el regreso de Aminatu Haidar a su casa, en El Aaiún, con su familia. Por desgracia, la buena noticia se ha teñido de gris al enterarnos de que la activista saharaui, si bien ha viajado a España por razones médicas y para renovar su documentación, sufre la vigilancia constante de la policía marroquí en El Aauín.

Aunque las cámaras y los focos se hayan marchado, Amnistía Internacional sigue trabajando en el caso de Aminatu y en otros muchos casos de defensores de derechos humanos en todo el mundo.

Aminatu, muy enferma todavía por los efectos de la huelga de hambre, no ha podido reanudar su vida normal porque está bajo custodia. Las fuerzas de seguridad marroquíes le impiden recibir visitas y la vigilan día y noche. 

Desde Amnistía Internacional seguimos trabajando para evitar que los casos de Aminatu y de  otros defensores de derechos humanos amenazados por el Gobierno de Marruecos caigan en el olvido. Por eso quiero pedirte que te asocies hoy a Amnistía Internacional.

Tu apoyo ha conseguido más de 66.000 firmas que ayudaron a que Aminatu regresase a su casa. Ahora te pido que nos ayudes asociándote ahora a Amnistía Internacional.

Gracias por defender el derecho a la libertad de expresión en el mundo.

Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional Sección Española

P.D.: El gobierno de Marruecos todavía mantiene en prisión a siete activistas por los derechos saharauis y un periodista. Necesitamos firmas para conseguir su liberación. Por favor, reenvía este mensaje a tus contactos. Cuantos más seamos, más fuerza tendremos.

Anuncios