FIRMA EN LA SIGUIENTE PAGINA:


http://www.afapredesa.org/www/english/form2/galeano.html

El 15 de octubre, los siete defensores de derechos humanos fueron trasladados a la cárcel militar de Salé después de que el tribunal de apelaciones de Casablanca se declarase incompetente para juzgarles por falsas acusaciones de traición y conspiración con el enemigo. Los siete saharauis habían permanecido incomunicados desde el día de su secuestro por parte de las autoridades marroquíes y sometidas a interrogatorio y malos tratos.

El 18 de octubre, las autoridades penitenciarias de la cárcel militar de Salé entraron en las celdas de los 7 activistas saharauis y les quitaron todas sus pertenencias (ropa, mantas…) dejándoles si cabe en una situación de más desamparo. Esta conducta viene a añadirse a las intimidaciones, hostigamientos y vejaciones que han sufrido desde su secuestro a su vuelta de los campamentos de refugiados.

Según informaciones llegadas a la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) el estado de salud de Digya Lechgar y sus compañeros se agrava debido a la falta de atención médica y a su situación, en si misma grave por las secuelas de los años de cárcel y de desaparición forzada que han padecido en el pasado.

El 21 de diciembre de 2009, Dagya Lechgar esta un estado de su salud físico y psíquico muy grave según las ultimas informaciones recogidas por AFAPREDESA.

Si con esto no fuera suficiente, los familiares de los 7 secuestrados también están sufriendo la represión y el abuso de las autoridades de ocupación marroquíes como es el caso de Salka Dahane, hermana de Brahim Dahane y madre de 8 niños, que el 23 de octubre, fue detenida bajo el pretexto de llevar con ella la cantidad de 500 dirhams (equivalentes a 50 €) en el momento en que iba a visitar a su hermano Brahim Dahane, Y posteriormente condenada a 2 meses de prisión, pena que se rebajó a un mes tras la apelación.

Le rogamos haga cuanto tenga en su poder para remediar esta preocupante situación.

Anuncios